Resurrección

Por Paul Rigg

Wilko Johnson (12 de julio de 1947) es un guitarrista y cantante muy querido y respetado. Fue miembro fundador de Dr. Feelgood en la década de 1970 y tocó para Ian Dury & The Blockheads a principios de los 80, antes de formar The Wilko Johnson Band alrededor de 1984.  

En 2013, cuando le diagnosticaron un cáncer terminal, respondió rechazando el tratamiento, marchándose al extranjero de gira y grabando un "disco de despedida" con Roger Daltrey de The Who.
 



Luego, sin embargo, a través de una coincidencia poco probable, conoció a un oncólogo que le dijo que podría sobrevivir si se sometía a una intervención quirúrgica de diez horas de alto riesgo. Optó por seguir adelante, la operación fue exitosa y desde entonces no ha mirado hacia atrás.  

Wilko Johnson ha iniciado su gira por el Reino Unido el 28 de febrero. Le acompañan el guitarrista y líder de Squeeze, Glenn Tilbrook, en Gran Bretaña. "Es bueno volver a estar juntos...somos del mismo lugar", dice Johnson, entusiasmado por hablar con Guitars Exchange sobre su amor por la vida en la carretera, su nuevo álbum y cómo es Toca la guitarra con un tumor de tres kilogramos en tu estómago...
 



GE: ¿En qué nuevo proyecto has estado trabajando recientemente?
 

WJ: Mi grupo [The Wilko Johnson Band, con Dylan Howe y Norman Watt-Roy] terminó una gira en Inglaterra a finales de 2017, tocamos en el Albert Hall y luego fuimos a Japón e hicimos una gira. Volver a la carretera ha sido realmente bueno porque, para decirte la verdad, cuando no estoy tocando simplemente me siento y me deprimo. Así que de todos modos, ahora tenemos algunos conciertos en el Reino Unido para promover el disco Blow your mind.
 

GE: ¿Tienes alguna canción favorita en particular?
 

WJ: El disco se ha hecho en un estilo muy similar al álbum que hice con Roger Daltrey. Lo hice con la misma gente: Steve Weston en la armónica, Mick Talbot en los teclados y el mismo productor, Dave Eringa. Lo hicimos de la misma manera, entramos y lo grabamos en menos de dos semanas. Es todo material nuevo, ¡pero una vez más se podría decir que es lo mismo! (Risas) Pero estoy muy contento con la forma en que ha acabado y las personas que lo han escuchado dicen que es muy bueno, así que, ya sabes, ¡tomaré su palabra!
 

GE: Es bien sabido que sobreviviste a un serio cáncer, y sé que tus fanáticos querrán que te pregunte sobre tu salud. ¿Cómo has estado estos días?
 

WJ: ¡Sano como un roble! Vuelvo al hospital Addenbrooke cada seis meses y hacen escaneos y cosas, y me vigilan; pero mi salud está bien hasta ahora, muchas gracias.  

GE: Recuerdo que dijiste que en tu "gira de despedida" tenías que balancear tu guitarra en tu tumor para tocar. ¿Cómo fue eso?
 

WJ: (Risas) Sí, fue una de esas cosas locas. Suena tonto, pero estaba acostumbrado a estar de pie con mi guitarra horizontal sobre mí, y luego descubrí que en realidad estaba apuntando hacia la audiencia. Traté de ponerla plana de nuevo, pero como que rodó contra esta gran protuberancia cuando estaba tocando, y mi tumor era bastante grande, tenía el tamaño de un melón y se estaba pegando. Piensas que puedes olvidarte de estas cosas cuando estás tocando, pero no puedes porque la guitarra se balancea hacia adelante y hacia atrás y el tumor se pone en plan '¡aquí estoy!', Ya sabes (risas). Y yo pensando: '¡vas a matarme!’
 

 

GE: Se podría decir que da una nueva perspectiva a la palabra 'rock' en rock and roll...
 

WJ: Sí, ¡rock y tumor! (risas)  

GE: Volviendo a tu infancia, ¿podrías contarnos algo sobre tu primera guitarra?
 

WJ: Soy zurdo y mi primera guitarra era para zurdos, pero era inútil con ella, y todos en la escuela podían tocar mejor que yo. Así que decidí tocar con la mano derecha y decirme a mí mismo que acababa de empezar, para no sentirme tan tonto. Luego conseguí mi primera guitarra real, que se llamaba Watkins Rapier, era una especie de Stratocaster de imitación inglesa, bastante buena en realidad, pero no sé qué pasó con esa. Pero todavía conservo todas las otras guitarras que he tenido desde entonces, que son aproximadamente cuatro guitarras, creo: tengo tres Telecasters y una Stratocaster.  

GE: Entiendo que Mick Green te impactó mucho, y desarrollaste tu estilo a partir de eso; ¿Qué te influenció específicamente tanto?
 

WJ: Cuando comencé a aprender a tocar, su mecánica, un día escuché un disco de Johnny Kidd and the Pirates en la radio y el sonido de la guitarra me cautivó por completo. Estaba muy emocionado y quería saber "¿quién está haciendo esto?" Y descubrí que era este personaje llamado Mick Green y que tenía esta forma especial de tocar: la banda solo tenía un guitarrista y él hizo esto donde podía tocar el ritmo y la guitarra solista al mismo tiempo. Así que comencé a buscar todos los discos que pude con él tocando e intenté copiarlo; mi ambición musical en aquel entonces era ser exactamente como él, pero no podía hacerlo. Hice mi mejor esfuerzo y terminé encontrando mi propio estilo.
 

GE: Más tarde, cuando piensas en tu tiempo con Dr. Feelgood, ¿cuál consideras tu momento más feliz?
 

WJ: Hubo muchos momentos felices en aquel entonces. Primero que nada cuando éramos solo una banda local, cuando todo era simplemente divertido; y luego, después de un par de años, cuando comenzamos a tocar en Londres y de repente nos volvimos muy populares rápidamente porque éramos diferentes. Lo que estábamos haciendo era simplemente rock and roll, muy simple, muy enérgico, a diferencia de lo que la mayoría de la gente estaba haciendo. Estábamos en los periódicos y fue emocionante, era como '¡vaya! ¡Soy una estrella!' - sí, eso estuvo muy bien. Y luego comienzas a vender discos y te ves en el periódico y en la televisión y comienzas a preguntarte '¿de qué va todo esto?' Y lo siguiente que sabemos es que estamos de gira por Estados Unidos, y realmente ya no somos tan buenos amigos. Pasó de lo más alto a lo más bajo, ya sabes.
 



GE: Dejaste a Dr. Feelgood después de una discusión: ¿fue ese el final de tu relación con la banda o continuó de todos modos?
 

WJ: Me estaba aislando de la banda. Tenía una forma diferente de ver las cosas. Era un compositor, y tenía muchas preocupaciones que no entendían, y se desarrolló esta animosidad entre Lee Brilleaux, el cantante, y yo. No sé de qué se trataba, pero no nos soportábamos, ya sabes. Un tipo entraba a la habitación y el otro se marchaba, ese tipo de cosas. Y luego todo llegó a un punto crítico cuando estábamos grabando nuestro cuarto disco. Estábamos en Rockfield Studios y esta gran discusión estalló, había mucho resentimiento, y esto continuó durante toda la noche, y por la mañana me echaron de la banda. Y eso fue todo.
 

GE: ¿Tuviste más contactos?
 

WJ: Coincidí con Lee en una o dos ocasiones después de eso, pero nunca nos reconciliamos. Fuimos por caminos separados.  

GE: Anoche estaba viendo "Live at Kursaal" de 1975 de Dr. Feelgood y me llamó la atención el poder y la energía de tus presentaciones en vivo. ¿Prefieres tocar en vivo a grabar en el estudio?
 

WJ: Absolutamente. Siempre. No hay comparación. Obviamente, es divertido grabar discos, escribir canciones y grabarlas y todo eso, pero para mí el verdadero subidón está en la actuación, y siempre me he visto a mí mismo como un artista intérprete o ejecutante, ante todo.  

GE: Muchos te ven a ti y a Dr. Feelgood como los precursores del movimiento punk en Gran Bretaña. ¿Cuál es tu opinión sobre ese período?
 

WJ: Todo el asunto del punk comenzó a suceder mientras estábamos de gira por América, y había empezado a escuchar cosas sobre estas bandas. Luego, después de la ruptura de Feelgood, comencé a conocer a toda esta gente: The Clash y los Sex Pistols. Compartí un piso con Jean-Jacques Burnel de los Stranglers, y descubrí que todos ellos, de una forma u otra, habían sido influenciados por Dr. Feelgood, por lo que yo era un poco su padrino en ese momento.
 

Creo que esas bandas son geniales; lo que tomaron de Dr. Feelgood, que para mí es una de las cosas más importantes, fue la energía, la energía total.  



GE: En 1980 te uniste a Ian Dury y los Blockheads; ¿Cómo se compara tocar la guitarra con Dr. Feelgood con hacerlo con Ian Dury?
 

WJ: Lo bueno de tocar con los Blockheads fue que siempre había sido un frontman, y al unirme a los Blockheads formé parte de la sección de ritmo, lo cual fue genial porque lo que hago realmente es el ritmo, y tenían uno de las mejores secciones rítmicas, con Charlie Charles en la batería y Norman Watt-Roy en el bajo. De hecho, cuando Ian me preguntó si me uniría, una de las verdaderas atracciones para unirme era poder tocar con Norman Watt-Roy. Lo pasé muy bien con ellos porque eran, simplemente, una gran banda.
 

GE: ¿Hubo algún disco en el que disfrutaste especialmente tocando?
 

WJ: Cuando me uní, acababan de hacer I Wanna Be Straight y fuimos al Top of the Pops, lo que nunca había hecho antes.
 

GE: Entonces sorprendentemente en un momento en el que estabas muy mal, decidiste grabar un disco con Roger Daltrey, Going Back Home. ¿Por qué elegiste a Roger Daltrey para grabar el álbum que pensabas que sería el último?
 

WJ: Hace unos años me encontré con Roger en una ceremonia de premios. No lo conocía muy bien y solo hablábamos y dijo 'deberíamos hacer un disco juntos' y dije 'sí, eso estaría bien'. Hicimos varios intentos, pero Roger es un hombre muy ocupado y nunca ocurrió, por lo que la idea se puso en el estante. Cuando me diagnosticaron cáncer, Roger llamó y me dijo "oye tío, deberíamos hacer ese disco" y dije "bueno, será mejor que lo hagamos rápido ya que solo nos quedan dos o tres meses de vida", y nos pusimos a hacerlo.
 

Obviamente fue muy extraño para mí porque decidí que viendo que iba a morir el material iban a ser todas mis canciones, como un pequeño monumento para mí. Era extraño porque tocar en el disco era realmente genial y luego salía a la noche y pensaba 'diablos, voy a morir'. Ni siquiera pensé que iba a ver ese disco publicado. Entonces pensé 'bueno, voy a morir, pero he tenido una vida bastante buena y aquí estoy terminando de hacer un álbum con Roger Daltrey, así que no me puedo quejar'. Fue un subidón hacerlo, y luego no morí y el disco tuvo mucho éxito; creo que es el segundo disco más vendido de ese año. Aunque casi me perdí todo eso porque tenía mi operación, estaba acostado en una cama de hospital, lleno de morfina y tubos y cosas, y la gente venía y me daba discos de plata y oro y yo en plan "¡muy buen hombre!".
 



GE: I Keep it to Myself y Going Back Home han sido muy populares en Youtube, ¿por qué crees que es así?
 

WJ: Ni siquiera sabía eso. No tengo idea. Me temo que nunca me he dado cuenta de esta cosa de Youtube, ni siquiera sé cómo trabajar en un Iphone, pero si ese es el caso, entonces me alegro.  

Creo que todo el disco está muy conseguido. No era como un disco normal porque normalmente te preocupas por hacerlo, venderlo y luego promocionarlo, y nada de eso se aplica. Fue una experiencia loca en medio de una experiencia aún más loca.  

GE: ¿Es posible otro disco? Daltrey dijo en una de sus entrevistas 'estaré allí cuando esté listo'...
 

WJ: Roger es un hombre muy ocupado, pero tal vez las cosas podrían ir en esa dirección.  

GE: Por casualidad, ¿nunca hiciste una 'jam' con Pete Townsend?
 

WJ: Conocí a Pete Townsend por primera vez después de haber hecho el disco con Roger. Desde que era adolescente he sido un gran fan de The Who, y creo que Pete Townsend es uno de los mejores guitarristas y también un gran showman. Y ambas cosas son realmente importantes para mí. Nos encontramos brevemente pero no tocamos, no. Quizás la próxima vez.
 

GE: Pasando ahora a tus guitarras, ¿siempre has sido fiel a tu Telecaster del 62?
 

WJ: Todavía tengo esa guitarra, es la que siempre quiero. Ahora toco una Fender Telecaster Wilko Johnson roja y negra. Y la razón de esto es porque Mick Green solía tocarla.  

 

GE: Hay un video de Youtube con casi 500 mil vistas que muestra tu técnica de guitarra en la que dices 'aprendí esto a los 18 y eso es todo lo que hay que hacer'...
 

WJ: (Risas) Sí, está bien...  

GE: ... y un usuario escribió: "el único problema es que nadie más puede hacerlo". ¿Cuál es tu respuesta a eso?
 

WJ: Esto me desconcierta, he hecho un par de intentos para hacer tutoriales con el público. Lo que hago es muy simple y en los viejos tiempos, cuando la gente se me acercaba y me preguntaba '¿cómo lo haces?', Pensé 'es obvio'. Entonces, por primera vez, me vi en la película y pensé "¡No puedo ver lo que estoy haciendo!" Pero te aseguro que es muy simple (risas).
 

GE: En cuanto a tu equipo, ¿cuál es el amplificador sin el que no puedes vivir?
 

WJ: Uso un amplificador Cornell, uno especial de Wilko en rojo y negro, es un combo, tiene un altavoz, 40 vatios; Simplemente me encanta el sonido. Estos amplificadores están hechos a mano, no hay circuitos impresos en ellos. ¿Sabes cómo distingues un buen amplificador? Simplemente enchúfalo sin ningún tipo de manipulación, pon todo a la mitad, y deberías conseguir un sonido realmente bueno. Y este amplificador es así.  

No me equivoco con el sonido, todo en mi amplificador está configurado en el 7, y mi guitarra está subida al máximo y el interruptor está en la pastilla trasera, y no alterno ese sonido todo el tiempo que estoy tocando.  


GE: ¿Alguna vez usaste pedales?  

WJ: ¡¡Nooooo!! Soy un guitarrista, no un ciclista.  

GE: ¿Darías algún consejo específico a nuevos guitarristas?
 

WJ: Encuentra la guitarra y el amplificador que más te guste, obtén tu sonido y toca el ritmo; más adelante podrás volverte más sofisticado.  

GE: ¿Hay algún guitarrista nuevo que te guste mucho en este momento?
 

WJ: No soy diferente a la mayoría de las personas mayores; Mis gustos musicales se congelaron alrededor de 1972. (Risas) Estuve en Amsterdam hace un par de semanas y estábamos en un bar y vi a una chica tocando realmente genial, tenía el toque. Ella estaba tocando acústicamente sin ningún amplificador. Estaba gritando; ¡fue realmente genial!  

GE: ¿Sabía que era Wilko Johnson el que la animaba?
 

WJ: Uno de los chicos de este pequeño grupo me reconoció y me habló después. Ella era muy joven y tal vez tuvo que explicarle quién era yo: '¡ese tipo inglés que hacía tanto ruido!'
 

GE: Aparte de tu legado musical, estudiaste antiguas sagas islandesas en la universidad, tienes un profundo interés en la astronomía, y has actuado en Juego de Tronos, interpretando al verdugo mudo Ser Ilyn Payne: ¿te quedan grandes ambiciones?
 

WJ: No, en realidad no, no. Lo primero que hice cuando pensé que me estaba muriendo fue ir a Japón, porque realmente me encanta. Durante ese año, creo que fui a Japón cuatro veces, pero no tengo ninguna ambición de ver nada más. Me gusta mirar las estrellas a través de mi telescopio, pero ya estaban allí, y estarán allí cuando me haya ido.  



GE: Esta es una pregunta para los fanáticos de Juego de Tronos. ¿Podrías regresar en próximas temporadas?
 

WJ: Realmente lo disfruté; pero creo que la historia ha seguido sin mí, así que no creo que vuelva a hacerlo. Pero fue genial.  

GE: Finalmente, cuando miras hacia atrás en tu carrera en la música, ¿qué piensas que fue tu momento más feliz?
 

WJ: (Risas) Tal vez no debería decírselo a nadie. ¡Sabes que tienes algunos momentos felices cuando estás en la carretera! (risas)  

Guitars Exchange cierra la entrevista agradeciendo a Wilko Johnson por su tiempo y deseándole todo lo mejor para su futuro, y responde de manera cálida y alegre: "de nada, gracias amigo".

Tour dates and ticket link.


Galería de foto

©LeifLaaksonen